Rescatando ideas curiosas y originales por diferentes foros de bodas para conocer vuestras inquietudes, nos hemos topado con una sugerencia que queremos traer hoy al blog. Si tu amiga te ha pedido que tu bebé forme parte de la corte de pajes de su boda, lee con atención el post de hoy sobre cómo colaborar con mi bebé en la ceremonia. Además divertirá a todos ver esa imagen tan dulce y enternecedora.

Cómo hacer partícipe a mi bebé. ¡Es posible!

En todo el universo de información que alberga una boda, donde se abren horizontes que han estado durante mucho tiempo bastante establecidos, nos planteamos una idea divertida a cerca de como hacer participes a los bebes en las ceremonias.

Hasta ahora estábamos acostumbrados a ver a los niños portadores de alianzas o de arras en calidad de paje con una edad que, al menos, les permitiera desplazarse de forma autónoma. El despliegue de posibilidades es enorme: con cestas, con cojines, en bolsitas, acompañando con pétalos de flores, con carritos de transporte, portando a la vez bolsitas de arroz que van repartiendo entre los invitados… hay cientos de posibilidades. Pues bien, hoy os contaremos una idea para integrar tu bebé en el evento, dándole un lugar privilegiado, como los novios desean. Si vuestra amiga quiere que nuestro bebé de apenas unos meses participe y además, os deja a vosotros, papás, la responsabilidad de sorprenderles, pues bien, ¡hagámoslo!

54057d6daaf7a33a0b5ac2579e126a38-550x270

Después de elegir el trajecito que más os guste, o bien, haber participado en el conjunto del grupito de pajes y llevar el mismo que el resto de niños, tenemos que librarnos de la posibilidad de ir en carrito. Esta opción resta ternura, el bebé no está a la altura de los novios y nos imposibilita conseguir el objetivo de sorprenderles, siendo finalmente vosotros, alguno de los papás, quienes realizan la entrega de las arras o las alianzas a los novios, el niño o la niña pasan a un segundo lugar.

Sin duda los niños tienen un papel protagonista en las bodas, son encargados de brillar en momentos importantes como la llegada de los novios, el intercambio de anillos o el de compartir la arras.

¡Preparemos la sorpresa!

Nuestra propuesta es atar un globo de helio al tobillo del bebe (debemos tenerlo preparado en algún lugar no visible para los novios y que sea en el momento justo cuando se visibilice) del color que creáis conveniente, o bien con un mensaje hacia ellos que les emocione. Las arras o las alianzas las llevaremos en un saquito, que tenga fácil apertura, recordad que debemos ponerlo todo bastante accesible ya que este momento dura tan solo unos segundos. El saquito irá encima del bebé. Os aconsejamos tener algún lacito de seguridad hasta vosotros para que en un intento del niño o de la niña por explorar el entorno, el saquito no vuele por los aires.

bebé

Para los mas atrevidos os dejamos una idea más arriesgada,  que va a requerir un poquito más de trabajo y precisión: en lugar de un saquito sobre el bebé, podemos confeccionar un patuco que el bebé lleve en el pie y que dentro pudieran ir los anillos. Esta idea únicamente la intentaremos con las alianzas, las arras suelen pesar mas y el bebé va a estar muy incómodo, ¡lo último que queremos es que mi bebé salga llorando! No os olvidéis de su confort.

Al llegar hasta los novios, si estamos en un lugar al aire libre, desataremos el globo del tobillo del bebé. Si estamos en un lugar cerrado, consultaremos si es posible soltarlo. Los novios seguirán el rastro del globo con mucha ilusión, volviendo a mirar al pequeño bebé con gratitud y ternura.

Ésta y otras sorpresas en ideas y consejos.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies ACEPTAR

Aviso de cookies